Expandir y potenciar un negocio generando clientes más rentables y fieles a tu marca. ¿Cómo se hace y cómo no se hace?

El paso que se saltan la mayoría de negocios al momento de invertir en su expansión, perdiendo tiempo, dinero, energía y oportunidades.

Antes que nada, es importante que sepas lo siguiente:

 

Nuestra intención es venderte.

Desde nuestra perspectiva no hay nada de malo con ello porque nuestro servicio puede ahorrarte bastante dinero, tiempo y aprendizajes a lo largo del tiempo.

 

Sin embargo, hay muchos negocios que finjen no vender para sacarle sus datos a sus clientes potenciales… está de moda.

 

Ya verás que una de nuestras creencias es decirte la verdad, de manera que te lo decimos de una vez:

 

Todo esto es con el fin de presentarte nuestro servicio de diseño de marcas y convencerte de invertir en ello.

Para ello, hemos creado una secuencia de diez correos que puedes recibir durante diez días donde podrás aprender principalmente:

 

 

  • Por qué es importante invertir en una marca creada por profesionales y no por el amigo de tu sobrino que cobra 5 dólares, si estás pensando en expandir y potenciar de forma seria y profesional tu negocio.

 

  • Qué aspectos deberías considerar para elegir un estudio de diseño, independientemente de que seamos nosotros o alguno más. Esto es de lo más importante que podrás aprender en estos correos y te servirá para invertir tu dinero con el menor riesgo posible (porque riesgo siempre habrá).

 

  • Cuáles son las situaciones más frecuentes que suceden entre clientes y estudios de diseño o diseñadores independientes… dijimos antes que diríamos la verdad, así que te contaremos lo malo y lo bueno. Incluso podrás deducir de forma directa si nosotros no somos tu mejor opción, en cuyo caso es seguro que tú tampoco seas nuestra mejor opción como cliente. Todo en orden, son negocios y es mejor saberlo antes de meternos a la cama juntos.

 

 

Así que bien, si te interesa recibir esta secuencia de correos de forma gratuita, así como información constante sobre nuestro servicio sin ningún tipo de compromiso, deberás dejar tus datos aquí:

 

Vamos a ver algo sobre lo que te decíamos antes…

Lo del paso que se salta la mayoría de negocios y les hace perder dinero, tiempo, energía y algo mucho más importante: motivación.

Invertir en una buena identidad de marca es algo que no muchos negocios pueden permitirse cuando van iniciando.

Así que la gran mayoría inicia con lo que tiene a la mano:

Un logotipo que compran barato o hacen ellos mismos, sus propias ganas de salir adelante e invirtiendo en otros aspectos clave, como inventario, instalaciones, personal y otra larga lista de activos.

Pasados un par de años, podemos ver dos tipos de persona en lo general:

Las que dirigen negocios que cierran y las que dirigen negocios que están en pleno crecimiento, con posibilidad de crecer más.

Nada que ver con la marca hasta aquí, todo que ver con las personas que dirigen las empresas.

Si tú eres de las personas que hizo crecer un negocio y sobreviviste los dos años de vida, que es cuando la mayoría cierran, estás en el segundo tipo de persona, sin ningún tipo de duda.

Pero vamos a ver:

También existen negocios que desde sus inicios invierten en una buena marca, pero son excepciones y usualmente lo hacen porque las personas detrás de ellos ya entiende la importancia de esto.

Lo habrán vivido o simplemente son excelentes observadores del emprendimiento actual.

De cualquier forma, lo importante es que cualquier negocio con grandes planes, se enfrenta al mayor reto de todos: su propia consolidación.

Esta consolidación suele tener una cantidad importante de problemas por resolver: técnicos, operativos, administrativos, de flujo y mucho más… hay, además, de industrias a industrias.

Sin embargo, uno de los aspectos más importantes a considerar, es considerado por muy pocas personas en esta situación.

Esto es:

La profesionalización de su identidad visual.

Ya sea que implique el rediseño de la marca o simplemente la actualización, es algo que suele pasarse por alto.

¿Y qué sucede? Que al mediano plazo, no haberlo tomado en consideración genera un costo bastante alto.

Hablamos de cientos de miles de dólares en muchos de los casos.

Y la explicación es muy sencilla:

Imagina que tú tienes un restaurante y estás abriendo nuevas sucursales.

Ese es tu plan de expansión, en términos generales.

Probablemente estés pensando en vender franquicias.

Bien.

Va a llegar un momento, por más franquicias que vendas y por más expansión que logres concretar, en el que tu identidad visual se saldrá de control.

Esto es seguro y lo hemos visto una y otra vez en diferentes industrias.

Marcas sin reglas claras, sin manuales de identidad, sin un trabajo profesional…

Lo malo de esto es que vuelve posible que cada franquiciatario haga lo que quiera con la comunicación y que algunos de los gastos que tengas para crecer se dupliquen.

¿Por qué?

Simplemente porque la profesionalización de la identidad de tu marca es algo que no podrás ignorar por mucho tiempo y si tú ya creaste una nueva web, mandaste a hacer las servilletas, platos y menús, además de haber invertido en letreros para cada sucursal…

Será necesario que lo hagas nuevamente.

Hasta aquí uno podría pensar que bueno… si un negocio funciona sin haber invertido en esto, ¿por qué habría de hacerlo?

¿Por qué solucionar un problema que hasta ahora no ha sido problema?

Y esto es simple, pero muy importante:

Porque uno de los activos más grandes de cualquier negocio hoy en día es su marca… o sus marcas.

¿Marcas genéricas? Mucha competencia igualmente genérica.

¿Marcas distintivas? Poca competencia y mucho valor.

 

 

¿Marcas que no invierten en su propia renovación? Desaparecen.

Para ejemplo, tenemos que las más grandes empresas del mundo invierten en ello de manera recurrente.

Volkswagen ha rediseñado su logotipo doce veces en los últimos noventa años, aunque sea para hacer pequeños ajustes…

Facebook lo ha hecho seis veces en tan solo veinte años de manera totalmente crítica, sin contar los pequeños detalles que han cambiado a lo largo del tiempo…

McDonalds lleva más de quince rediseños en menos de ochenta años…

Kodak decidió dejar de hacerlo por 34 años y bueno… es lo que nos cuenta la historia.

La lista sigue.

Verdaderamente dudo que no tengas en tu mente a Volkswagen, Facebook o McDonalds, ni que pongas en duda el tamaño de negocio que tienen bajo sus manos…

Y no, no lo hicieron “porque tengan los recursos”.

Lo hicieron desde el inicio porque comprendieron que su marca es uno de los activos más grandes e importantes al que deben invertirle dinero de manera constante.

Ellos pagan ya cientos de miles de dólares para hacer pequeños cambios significativos en sus colores, trazos o tipografías.

Tu negocio debería invertir proporcionalmente en tamaño, dinero y tiempo, evidentemente.

Pero bien.

Todo esto es por decirte por qué consideramos que es importante que tomes en cuenta lo de tu identidad visual.

Te decíamos antes que queremos venderte nuestro servicio, eso es obvio.

Pero también creemos que saber esto que te hemos contado te ayudará a visualizar con más claridad y estrategia el crecimiento de tu negocio.

En todo caso, la versión extendida de esta información la encontrarás en la secuencia de diez correos que hemos escrito.

En cada correo cerraremos tratando de venderte nuestro servicio, que no estás obligado a comprar bajo ninguna circunstancia, a menos que te convenza como inversión.

Para recibir estos correos durante diez días consecutivos, solo debes dejar tus datos aquí:

WHY.OVER.NO
HOLA@MINIMOESTUDIO.MX
© MINIMO 2022